Usted está aquí: Inicio / es / Historia de partecipantes / Gabriel SEMASAKA

Gabriel SEMASAKA

Diputado del Parlamento Ruandés. Señor Gabriel SEMASAKA, usted es Médico veterinario y Diputado del Parlamento de Ruanda, miembro de la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio ambiente. Le agradecemos mucho que haya aceptado responder a estas preguntas. ¿En qué curso del Centro internacional de formación de la OIT participó? ¿Cómo llegó a conocer el curso y por qué se interesó particularmente por este tema?

En el Centro internacional de formación de la OIT, participé en el curso ordinario llamado "La agenda global de desarrollo: técnicas para una planificación y una implementación sensibles al género », que tuvo lugar del 21 de mayo al 14 de agosto de 2009. Profundicé específicamente en la parte del programa que abordaba la cultura del género.

¿Cómo supe de la existencia de este curso? En realidad fue una feliz coincidencia. Mientras buscaba en Internet información sobre el género, vi por primera vez el sitio web del CIF-OIT, donde todavía estaba publicado el anuncio sobre la celebración de este curso. Inmediatamente, presenté mi solicitud online. La solicitud fue aceptada y el curso fue financiado íntegramente por la CE y las Naciones Unidas.

El tema me interesó particularmente porque acababa de pasar seis meses en un parlamento con más de un 56% de mujeres y me daba cuenta de la importancia que se otorgaba a la igualdad de género en nuestros debates, nuestras actividades y nuestros foros para el desarrollo y la paz. Para mí, se trataba de una ocasión única en su género para poder interiorizar esta problemática. Como representante del pueblo, hombres y mujeres, un conocimiento profundizado sobre el tema « género y desarrollo » iba a hacerme sentir más cómodo a la hora de proponer, examinar, revisar y votar las leyes relativas a la mujer.


¿Hasta qué punto contribuyó la formación recibida a mejorar su eficiencia (conocimientos, competencias y actitudes)? ¿En qué aspectos cree que su formación con el CIF-OIT constituye una experiencia inestimable?

Sinceramente, confieso que a través de este cursillo aprendí mucho sobre el principio de igualdad, el análisis del género en un contexto de desarrollo, los vínculos que existen entre los ODM [Objetivos de Desarrollo del Milenio] y las demás declaraciones universales de promoción del género, etc. Además, en mí han cambiado muchas cosas desde entonces. De hecho, a medida que avanzaba el curso, entendí rápido y mejor hasta qué punto es importante el principio de igualdad de género en la vida de una familia, de una sociedad, e incluso de todo un país. Pero también, y sobre todo, pude valorar la importancia de la elección política de Ruanda de hacer del género una de las prioridades nacionales transversales. Ahora me comprometo a entender la problemática del género en un contexto de integración, y ya no como un factor de discriminación entre hombres y mujeres.

Este curso con el CIF-OIT fue para mí una experiencia única. Aprecié los intercambios de experiencias online entre participantes de distintos continentes gracias a los cuales, sin ser experto, sin complejos ni pretensiones, cada uno pudo obtener recursos de este foro, al mismo tiempo que aportaba algo a los demás.


¿Se ha beneficiado su institución de este curso? ¿Qué cambios ha podido observar?

La Cámara de Diputados se ha beneficiado en gran medida de mi formación, durante y después del curso. De hecho, durante este curso tomé la decisión de inscribirme como miembro colaborador del FFRP (Foro de Mujeres Ruandesas Parlamentarias) cuya finalidad principal, desde su creación en 1996, es luchar por la igualdad de los géneros y la promoción de la mujer ruandesa. Mi contribución a este foro supera el simple intercambio de conocimientos con los demás parlamentarios. De este modo, en el marco concreto del programa del Foro para el periodo entre diciembre de 2009 y marzo de 2010, recorrí los 11 sectores administrativos principales del Norte y el Oeste, para concienciar a las mujeres y a los líderes de opinión del sector rural sobre las leyes de protección de la mujer. Se trata de la ley relativa a la violencia contra las mujeres, la ley sobre el código del trabajo, la ley sobre el derecho de sucesiones, la ley sobre la administración de los bienes inmuebles. Actualmente, gracias a la unión de los esfuerzos de unos y otros, se han producido grandes cambios. Las mujeres ya no reclaman sus derechos, sino que los ejercen plenamente.

Ruanda es uno de los países más avanzados en cuanto a la representación femenina en las instancias administrativas responsables de la toma de decisiones: el 56% de los diputados ruandeses son mujeres. Y la Constitución ruandesa estipula que el 30% de los cargos en las instituciones públicas tienen que estar ocupados por mujeres. ¿Cómo explica esta especificidad?

Justamente, una de las especificidades de Ruanda es que la población ruandesa es mayoritariamente femenina con más del 52%, y el 32% de los hogares son dirigidos por mujeres. El Gobierno está convencido de que el desarrollo sostenible de Ruanda no será posible sin la participación de una mayoría consecuente de su población. Basándose en este principio, y más allá de su adhesión a los instrumentos legales internacionales de respeto de los derechos del hombre y también de la mujer, en Ruanda se han tomado medidas específicas constitucionales y legislativas sobre la igualdad entre los hombres y las mujeres, medidas que se respetan escrupulosamente. Y además, incluso en la vida diaria de aquí, las mujeres realizan actividades tradicionalmente masculinas, antaño reservadas exclusivamente a los hombres, como la construcción de casas, la vigilancia de rebaños, el servicio militar, etc.

 

Facebook
ITCILO TV

YouTube

Stay Connected / Restez Connecté / Manténgase En Contacto!

Linkin Twitter

Flickr Slideshare

RSS